Diseñar y crear tu propia manta de ganchillo para la música es toda una tradición, sobretodo cuando eres un artista de la música, y nada mejor que una manta para dormir bien abrigados o para ver televisión recostados en el sofá. En el presente post queremos mostrarte cómo hacer una manta de ganchillo de forma muy sencilla y fácil, sólo hay que seguir cada uno de los pasos que a continuación explicamos.

Las mantas de ganchillo son realmente sencillas de hacer, se tejen con un punto conocido como granny square, no obstante, en lugar de formar los cuadrados característicos de este punto, la manta se va tejiendo en líneas rectas (filas), así queda mucho mejor; además se pueden confeccionar en el diseño y color que desees, para hacerla sólo se necesita contar algunos materiales:

  • Aguja para hacer ganchillo (de crochet) de 4 mm.
  • Lana, se recomienda utilizar la que es 100% acrílica.
  • Tijeras.

Pasos para la elaboración de la manta de ganchillo

Primero hay que definir el largo (longitud) de la manta, es una decisión personal, se elige el largo que se desee que tenga la manta de ganchillo, digamos que queremos sea de metro y medio de largo, entonces se debe hacer cadenetas de  lana con la aguja hasta alcanzar dicha medida.

Una vez se han hecho las cadenetas del largo deseado, hay que adicionarle tres más, seguidamente contamos hacia atrás y saltamos dos puntos; aclaremos un poco, desde el último punto de la cadeneta, sin tomar en cuenta los tres que se han adicionado, se cuentan dos puntos, se inserta la aguja y se hace en el hueco tres puntos altos.

Se repite el mismo procedimiento, se salta dos puntos, y una vez se está ubicado en el tercero se hacen nuevamente tres puntos altos; se sigue tejiendo de esta manera hasta llegar al final de las cadenetas, es decir haciendo el salto de dos puntos y en el tercer punto se hacen tres puntos altos.

Cuando se ha terminado de hacer los tres puntos altos cada dos, es decir hemos completado una fila, es momento entonces de iniciar la siguiente fila, para ello se da vuelta a la labor y se comienza con la siguiente fila realizando en la punta tres cadenetas al aire, para subir el tamaño de la labor, en el hueco que se forma entre grupo y grupo se deben tejer cuatro puntos altos.

Luego hay que hacer en cada hueco de tres puntos grupos de cuatro puntos, esta es la serie que se tiene que repetir a lo largo de toda la manta de ganchillo.

Cuando se ha finalizado este segundo nivel de la manta y se han hecho los últimos cuatro puntos, se puede seguir confeccionando la manta y si se desea se puede agregar un nuevo color; para ello se debe cortar el extremo de la lana que se está utilizando y se introduce la lana del nuevo color, para comenzar a tejer, para hacer la vuelta con el nuevo color es necesario hacer tres cadenetas antes de girar.

Seguidamente se cogen los cabos por la parte delantera y se hace un hueco en el extremo de los cuatro puntos altos para unir a ellos los cabos; se repite esta acción hasta que se acabe la vuelta. Se va haciendo y subiendo cada vuelto hasta alcanzar el ancho que se desee tenga la manta; cuando se llegue a la última hay que cerrar y planchar la lana para que los bordes de la manta no queden levantados.